Envío gratis a todo el mundo para todos los artículos

Anillos de plata esterlina y tipos de acabados

Cuando hablamos de anillos de plata, a menudo nos centramos en su simbolismo y significado. Pero ¿qué pasa con su diseño? Más precisamente, sus acabados y técnicas de tratamiento. Tienen un gran impacto en el aspecto de la plata y la forma en que reacciona con el medio ambiente. En esta publicación, nos gustaría mostrarle algunos acabados populares de anillos de plata esterlina y señalar sus ventajas (así como las posibles desventajas).

Joyas chapadas y revestidas

Todo el mundo sabe cómo se ve la plata. Es blanquecino y, normalmente, suave al tacto. Sin embargo, mediante el enchapado y las aplicaciones químicas, los joyeros aprendieron a darle un color, textura e incluso propiedades diferentes. Gracias a estas técnicas de tratamiento con plata, podemos mejorar la capacidad de uso y prolongar la vida útil de su anillos de plata de ley.

Chapado en oro

Las joyas chapadas en oro tienen una capa delgada, normalmente de hasta 5 micrones, de oro de 18 quilates o 14 quilates en su superficie. Puede encontrar aleaciones con mayor contenido de oro, pero son bastante raras. El tipo de oro no juega ningún papel en absoluto: el amarillo, el rosa e incluso el oro blanco son adecuados para la galvanoplastia.

Estos anillos son una alternativa económica a las joyas de oro porque su costo es mucho menor. Además de ser hermosas y casi indistinguibles del oro, las joyas de plata bañadas en oro son menos susceptibles a la oxidación y la corrosión.

Como cualquier tipo de recubrimiento, un acabado dorado puede desvanecerse y desgastarse a medida que lo usa. No hace falta decir que debes tratar tus joyas con mucho cariño. La mejor manera de mantener su aspecto original es quitárselo antes de acostarse o ducharse, así como cuando trabaje en la casa y haga ejercicio. Manténgalo alejado de productos para el cuidado del cuerpo y el cabello, productos químicos, sal, sudor y otras sustancias que puedan dañar el recubrimiento. Además, es una buena idea guardar los artículos dorados por separado en un joyero y no dejar que se toquen entre sí.

Baño de rodio

Este tipo de joyería es similar a las chapadas en oro, pero en lugar de oro, presenta rodio, un metal de la familia del platino.

El rodio le da a un producto una capa oscura o blanca; depende del color de los electrolitos de rodio. El rodio en su estado natural es similar a la plata en apariencia, pero proporciona un brillo más brillante y un acabado más suave.

Además de las propiedades estéticas muy apreciadas, el rodio ofrece un par de importantes beneficios físicos:

- el baño de rodio protege la plata del deslustre (a diferencia de la plata, el rodio no reacciona con los compuestos de azufre en el aire);

- debido a que el rodio es más duro que la plata, lo protege de arañazos y rozaduras.

Además de eso, el rodio rara vez causa reacciones alérgicas. Tampoco la plata pura, para ser franco, pero 100% Argentum es demasiado suave para usarse en la fabricación de joyas. En cambio, los joyeros utilizan aleaciones de plata que fusionan plata pura con metales básicos. Si su piel se quema y se enrojece después de usar una joya de plata, los metales básicos son los culpables. Pero si obtiene artículos plateados con revestimiento de rodio, su piel no entrará en contacto con posibles alérgenos y todo debería estar bien.

El rodio también tiene sus desventajas. Debido a que es un metal raro, aumenta notablemente el costo de los anillos de plata. Además de eso, algunos entusiastas de la plata dicen que el brillo inherente al rodio parece antinatural y casi artificial. Finalmente, debido a que la capa de rodio no es más gruesa que unas pocas micras, eventualmente se desgastará exponiendo un núcleo plateado. 

Revestimiento de rutenio

Otro metal precioso del grupo del platino utilizado para galvanizar la plata es el rutenio. A diferencia del rodio que viene en variaciones oscuras y claras, el rutenio solo proporciona tonos oscuros que varían desde el gris claro hasta el metal negro e incluso el negro azabache. Cuando se coloca sobre la superficie de la plata, proporciona un atractivo oscuro de alta tecnología.

El rutenio es un metal muy duro (en realidad, es el más duro de los homólogos de platino), por lo que es resistente a los arañazos. Similar al rodio, asegura un acabado liso y brillante distintivo que conserva su brillo durante muchos años. Debido a que el rutenio es químicamente inactivo, no reacciona con agua, aire, azufre u otros químicos. Por tanto, puedes contar con que conservará el mismo color gris o negro intenso que tenía el día que lo compraste.

El baño de rutenio es muy similar al níquel negro en lo que respecta al aspecto. Sin embargo, el niquelado es más suave y se siente más tosco. Además, no es tan duradero como el enchapado de metales preciosos.

Plata ennegrecida

El ennegrecimiento se obtiene aplicando una mezcla de sulfuros de plata, cobre y azufre en la superficie de los anillos de plata. Después de esparcir Silver Black, un artículo entra en un horno cuando el polvo se derrite a alta temperatura (pero no extremadamente alta porque puede dañar la plata misma). El compuesto derretido llena cavidades, ranuras y otros elementos hundidos. Cuando un anillo se enfría, un joyero pule las superficies elevadas dejando una capa negra de bronce mate en las partes empotradas.

El ennegrecimiento se aplica solo a la superficie de los anillos, aretes, colgantes, etc. de plata. Si lo raspa, verá plata debajo en su color blanco regular. El ennegrecimiento es un tratamiento ideal para enfatizar el relieve y agregar más profundidad a los patrones tallados que se encuentran en las joyas de plata. Es una de las técnicas de tratamiento de plata más antiguas y es extremadamente popular en las producciones de joyería contemporánea. Gracias a la adición de contrastes oscuros, proporciona acentos agradables a la vista y hace que las piedras preciosas realmente resalten.

Plata oxidada

Otra forma de introducir ese atractivo aspecto oscuro en las joyas de plata es oxidante. En pocas palabras, es un proceso de deslustre controlado y acelerado. Cuando el deslustre ocurre de forma natural, hace que la superficie de la plata sea desigual, opaca y poco atractiva. Pero cuando se introduce oxidante, una fina capa de sulfuro de potasio cubre la plata de manera uniforme. Como resultado, la plata adquiere un acabado mate que la protege de una mayor corrosión.

Desde el punto de vista químico, el término plata oxidada es incorrecto. La plata no reacciona con el oxígeno, por lo que no se oxida. El deslustre se produce como resultado de una reacción química con sulfuros. Sin embargo, el término plata oxidada se ha arraigado en la industria de la joyería y se refiere a la técnica de tratamiento que describimos anteriormente.

Mientras que la plata cautiva con su impecable acabado blanco, muchas amantes de la moda prefieren el acabado oxidado mate ahumado. El grado de deslustre artificial varía de gris claro a negro bronce. Además de eso, al introducir tintes (generalmente, estos son compuestos químicos de metales pesados) podemos obtener un espectro completo de colores: rojo, amarillo, verde, azul y el color que desee.

La belleza de la oxidación de la plata es que deja un 'residuo' oscuro en los elementos cóncavos del diseño. Las partes convexas blancas se pulen y, por lo tanto, muestran un acabado blanco brillante. Gracias a la yuxtaposición de blanco y negro, incluso las líneas más finas se destacan.

La oxidación incolora, también llamada pasivación, proporciona a las joyas de plata una película transparente que evita el deslustre. La pasivación de la plata asegura que sus anillos retengan su color blanco nieve natural durante mucho tiempo.

Aunque la oxidación y la pasivación evitan que la plata entre en reacciones químicas y pierda su apariencia natural, no previenen el daño mecánico. Estas películas son muy delgadas y puede rasparlas con un cepillo duro. Aparte de eso, debe mantener las joyas con elementos oxidados lejos de los quitamanchas, ya que también pueden disolver la capa decorativa.

Esmalte

Una de las técnicas de tratamiento de superficies plateadas más elegantes y llamativas es el esmalte. El esmalte es una fina capa de aleación de vidrio. Se aplica a los productos de plata y se cuece al horno. Bajo la influencia de altas temperaturas, se funde y se fusiona con la capa superior del metal. Normalmente, el esmalte proporciona un color intenso y vibrante gracias a los metales oxidados. Por ejemplo, el óxido de cobalto asegura un acabado azul, el óxido de cobre aporta verde y el amarillo es el resultado de reacciones con el óxido de uranio. Al mismo tiempo, puede encontrar esmaltes transparentes que desempeñan un papel de capa protectora para la plata. No dejan que se empañe por un lado y refuercen su brillo por el otro.

Existen algunos tipos de esmaltes según la técnica de aplicación. Por ejemplo, el esmalte cloisonné llena compartimentos hechos de alambre o tiras de metal delgadas. El esmalte Champlevé rellena huecos en la superficie de metales preciosos obtenidos por grabado, relieve o grabado. El esmalte de filigrana es una combinación de técnicas cloisonné y champlevé.

El esmalte es una de las técnicas más antiguas utilizadas para adornar joyas, accesorios y artículos para el hogar. A pesar de su historia centenaria, sigue siendo popular entre joyeros y consumidores. Los acabados brillantes saturados ofrecen tremendas posibilidades para crear looks casuales y festivos.

Plata sin recubrimiento

La plata no tiene que usar ningún recubrimiento químico o galvánico para verse deslumbrante. La mayoría de las veces, aparece ante nuestros ojos tal como es. La plata sin recubrimiento tiene un color pálido y un brillo moderado. Este brillo se puede mejorar puliendo o, a la inversa, reducido mediante la introducción de un acabado mate.

La plata es un metal hipoalergénico con pronunciadas propiedades antibacterianas. Como ya hemos señalado, solo los componentes de aleación pueden causar una reacción negativa. Por lo tanto, debe elegir aleaciones de plata con el mayor contenido del metal precioso.

La plata se recomienda a personas que padecen inflamaciones cutáneas inducidas por bacterias y otras afecciones. Además, las tradiciones de muchas culturas del mundo otorgan a la plata poderes mágicos. Para transferir estas propiedades a una persona, la plata debe tener contacto directo con el cuerpo. Si usted también cree que la plata es capaz de curar y proteger contra impactos negativos, entonces su elección son las joyas de plata sin recubrimiento.

El único inconveniente de estas piezas de plata es que se empañan con el tiempo. Dicho esto, puedes fácilmente limpiar plata deslustrada en casa usando agua, jabón y productos químicos domésticos.

No deberías pensar que la plata normal sin enchapar es aburrida y poco inspiradora. Hay muchas formas de agregar un estilo interesante y refinar su apariencia.

Plata pulida

La forma más obvia de hacer que la plata brille es pulirla. Cuando las joyas se hacen a mano, un platero utiliza una rueda de pulido para eliminar cualquier imperfección en la superficie de la plata. El producto final obtiene un acabado suave, casi como un espejo. Por supuesto, nada dura para siempre y este acabado se opacará con el tiempo debido a finos rayones y reacciones químicas. Pero si de vez en cuando lleva su precioso anillo a un joyero para que lo vuelva a pulir, puede mantener fácilmente su brillo.

Acabado plata mate

Esta técnica de tratamiento de superficies de plata es completamente opuesta al pulido. No podrás ver tu reflejo en plata mate. En cambio, puede beneficiarse de un elegante aspecto texturizado. Para lograr este acabado mate, los joyeros utilizan herramientas rotativas, ruedas de pulido y papeles de pulido que contienen óxido de aluminio. Este material abrasivo deja pequeñas marcas que no dejan que la luz se refleje en la plata.

Dependiendo de una técnica particular utilizada y la apariencia obtenida, un acabado plateado mate se puede dividir en tres categorías:

Un acabado satinado es el más suave. Está formado por marcas tan pequeñas que no podrás verlas a simple vista. Su superficie no se siente áspera en absoluto. Más bien, se parece a un espejo empañado. El acabado satinado tiene un aspecto noble y elegante y garantiza una mejor protección contra los arañazos que el pulido.

La plata cepillada propone una textura de trazos sutiles pero visibles. Si miras más de cerca, podrás ver pequeñas marcas largas en su superficie. Incluso puedes sentir estos pequeños surcos si pasas el dedo por ellos. Los anillos de plata cepillada son ideales para el uso diario porque las marcas ya existentes enmascaran eficazmente los nuevos arañazos.

Un acabado pulido con chorro de arena es algo similar al satinado. La única diferencia es que realmente puedes ver y sentir estos pequeños granos. La superficie se vuelve más rugosa y ofrece una textura agradable a la vista. 

Acabado martillado

Con un acabado martillado (también conocido como labrado), puede beneficiarse de un aspecto divertido con hoyuelos. El método de martilleo está especialmente extendido en anillos de plata para hombre para darles un aspecto crudo y áspero.

Para crear este acabado distintivo, un joyero usa un martillo pequeño y recorre todo el anillo dejando hoyuelos pequeños pero visibles en su superficie. Una vez finalizado el martilleo, un anillo se enmaraña para suavizar las transiciones o, viceversa, se pule para mejorar un efecto multirreflectante.

Acabado punteado

Este tipo de acabado también implica un martillo diminuto. Sin embargo, a diferencia de las abolladuras redondas, deja marcas de viruela. Esta textura punteada se ve impresionante cuando se combina con detalles pulidos o piedras preciosas brillantes.

Entrada más reciente
Entrada más reciente
Cerrar (esc)

Buscar

Cesta

Tu carrito está vacío.
Comprar ahora